Contexto

Hasta este momento, el Señor Jesús había estado demostrando que Él era el Mesías a través de sus enseñanzas y obras. Hubo diferentes respuestas de la gente hacia el ministerio de Jesús y varias opiniones respecto a quién era Jesús. La confesión de Pedro de que Jesús era el Cristo en este capítulo es el punto fundamental de este evangelio. La identidad de Jesús era ahora totalmente revelada. Del versículo 21 en adelante, el evangelio pasa a la última fase del ministerio de Jesús. El Señor Jesús enfrentará una creciente oposición y finalmente llevará a cabo su misión a través del sufrimiento, la muerte y la gloria.

Versículo clave

(16:16)

¿Sabía usted que...?

  1. Cesarea de Filipo (16:13): fue construida por Herodes Filipo el tetrarca (cf. 2:20, 22), quien amplió una pequeña ciudad sobre una planicie elevada a 350 metros sobre el nivel del mar en la base del Monte Hermón, renombrándola en honor a César, siendo “Filipo” añadido para distinguirla de la ciudad costera del mismo nombre. Se asienta a 40 kilómetros al norte de Galilea… Los habitantes eran mayoritariamente gentiles. [ref]
  2. Hijo de Jonás (16:17): o Juan.

Esquema

  • La demanda de una señal
  • Ser conscientes de la levadura de los fariseos y saduceos
  • La confesión de Pedro acerca de Cristo
  • Primera predicción acerca del sufrimiento, la muerte y la resurrección
  • Seguir a Cristo

Análisis general

  • 1.

    Compare las diferentes actitudes y respuestas de Jesús a los dos grupos de personas en los versículos 1-12 y explique la diferencia.

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    El Señor no dijo mucho en respuesta a los fariseos y saduceos porque sabía de sus malas intenciones. Él los llamó “hipócritas”. Por otro lado, aunque el Señor reprendió a los discípulos por su falta de fe, Él lidió pacientemente con la insensatez de ellos y les explicó hasta que finalmente entendieron su enseñanza. Esto fue así porque los discípulos, aunque lentos de entendimiento, no tenían sus corazones endurecidos como los fariseos y saduceos. Ellos eran genuinos seguidores de Cristo a quienes Dios había elegido para revelar su voluntad (17).

    Ocultar respuesta

  • 2a.

    ¿Cuál es la conexión entre los versículos 1-12 y 13-20?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Ambos pasajes tratan acerca de la identidad de Jesús. Los fariseos y saduceos querían pruebas de que Jesús provenía en verdad de Dios, pero Jesús se rehusó a satisfacer sus demandas. Por el contrario, Jesús reveló su identidad plenamente a los discípulos y predijo acerca de sus sufrimientos y gloria.

    También vemos un contraste entre los dos pasajes. El primero tiene que ver con la oposición en el territorio judío, mientras que el segundo, que registra la confesión de Pedro, tuvo lugar en un territorio gentil. Una vez más se presenta el indicio de que Cristo fue rechazado por su propio pueblo.

    Ocultar respuesta

  • 2b.

    ¿Cuál es la conexión entre los versículos 13-20 y 21-28?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    13-20 trata acerca de la identidad de Jesús. 21-28 trata de la misión de Jesús y del discipulado. Como discípulos de Cristo, necesitamos conocer verdaderamente a nuestro Señor y lo que vino a hacer. Solo así podremos seguir sus huellas de sufrimiento y gloria final.

    Ocultar respuesta

Análisis del segmento

  • 16:1-4

    1a.

    ¿Cuál era la intención de los fariseos y saduceos en demandar una señal a Jesús?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Su demanda era una señal de su incredulidad. Jesús ya había demostrado que Él era el Hijo de Dios a través de sus obras. Sin embargo, los corazones endurecidos de los fariseos y saduceos querían poner la carga de tener que probarse a sí mismo en Jesús. Ellos pensaron que Jesús estaba obligado a hacer esto, o de lo contrario no le creerían.

    Ocultar respuesta

  • 1b.

    ¿Alguna vez le pidió algo a Dios con una intención similar? ¿Qué tiene de malo dicha intención?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    A veces queremos que Dios “pruebe más allá de toda duda razonable” lo que Él ya ha ordenado en la Biblia o lo que Él ya nos ha mostrado claramente (ej. Balaam, Nm 22). La razón de tal demanda es simplemente nuestra renuencia a obedecer su palabra. Sin embargo, en realidad nosotros no tenemos ningún derecho a pedirle a Dios que nos muestre una señal para convencernos de creer y obedecer sus palabras. Los milagros y las señales son insignificantes e ineficaces para aquellos que no creen (Lc 16:27-31).

    Ocultar respuesta

  • 16:1-4

    2a.

    ¿Qué son “las señales de los tiempos” (3)?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Se refieren a las obras que ha hecho Cristo, que marcaron el tiempo de la venida del reino de Dios.

    Ocultar respuesta

  • 2b.

    ¿Cuál es “la señal del profeta Jonás” y por qué es una señal?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Ver 12:39-41 y Lección 17, pregunta 8.

    Ocultar respuesta

  • 16:1-4

    3.

    ¿Por qué el Señor llamó a la gente “generación mala y adúltera”?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    En el Antiguo Testamento, Dios llamó a Israel “gente adúltera” porque habían abandonado a Dios y habían ido detrás de otros dioses. De la misma forma, la gente en los tiempos de Jesús había rechazado a Cristo y persistido en su incredulidad y pecado.

    Ocultar respuesta

  • 16:5-12

    4.

    En vista de los versículos 1-4, ¿cuál era “la doctrina de los fariseos y de los saduceos”?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    La doctrina de los fariseos y saduceos se refiere a su actitud incrédula y a su demanda por señales (1 Co 1:22).

    Ocultar respuesta

  • 5.

    ¿Por qué la doctrina de los fariseos y saduceos era “levadura”?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Porque influyen sutilmente a las personas que no están conscientes.

    Ocultar respuesta

  • 6.

    ¿De qué manera la ignorancia de los discípulos demostró que ellos eran hombres de poca fe?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Los discípulos tenían poca fe en el sentido de que ellos aún no confiaban en el poder de Jesús incluso después de los dos milagros de alimentación a la multitud. Ellos estaban preocupados por la comida cuando Jesús estaba hablando de algo mucho más importante que el pan.

    Ocultar respuesta

  • 16:13-20

    7a.

    ¿Cuál es la diferencia entre las dos preguntas de Jesús? (13, 15)

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    La primera era acerca de lo que la gente entendía sobre Él y la segunda era acerca de lo que los discípulos entendían sobre Él.

    Ocultar respuesta

  • 7b.

    ¿Por qué era importante que los discípulos supieran quién era Jesús?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    El conocimiento de quién es Jesús es necesario para los seguidores de Cristo para que ellos no lo sigan por las razones equivocadas. Este conocimiento debe ser algo personal, de manera que el creyente permanecerá fiel al Señor sin ser afectado por la opinión popular.

    Ocultar respuesta

  • 7c.

    ¿Tiene usted un conocimiento personal de Jesús? ¿Quién es Jesús para usted?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta
    (La respuesta está vacía)
    Ocultar respuesta

  • 16:13-20

    8.

    ¿Qué significa que Jesús es “el Cristo, el Hijo del Dios viviente”?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Él es el Mesías, el Ungido de Dios (Hch 4:26-27). Él es Dios hecho carne (Jn 1:14; Heb 5:4-6).

    Ocultar respuesta

  • 9a.

    ¿Significan las palabras del Señor en el versículo 18 que Pedro sería el fundamento de la iglesia? Explique su respuesta.

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    La Biblia nos dice que Jesucristo es el fundamento y la piedra angular (1 Co 3:11, 1 P 2:4-6). Sin embargo, Efesios también dice: “[E]dificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo” (Ef 2:20). No hay contradicción entre los dos pasajes. Es Cristo quien escogió a los apóstoles y edificó su iglesia con la autoridad que les ha dado y las enseñanzas que les ha confiado (19). Pedro, cuyo nombre significa “roca”, fue elegido para representar a los apóstoles y la fundación de la iglesia. Sin embargo, esto no significa que Pedro fue infalible o superior a los otros creyentes, o que los creyentes deben edificar su fe en él. Los apóstoles fueron simplemente siervos enviados por Dios para edificar la iglesia (1 Co 3:9-11).

    Ocultar respuesta

  • 9b.

    ¿Qué es la “iglesia”?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    La palabra “iglesia” deriva de la palabra griega para “convocados de”. La iglesia es la asamblea del pueblo de Dios comprada por la sangre de Cristo (Hch 20:28; Ap 5:9).

    Ocultar respuesta

  • 9c.

    ¿Qué son “las puertas del Hades”? ¿Por qué no dominarán a la iglesia?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    “Puertas” es símbolo de poder, refiriéndose a las fortificaciones (Gn 22:17; Sal 127:5). “Puertas del Hades” significa el poder de la muerte (Job 17:16, 38:17; Sal 9:13, 107:18; Is 38:10). La iglesia, comprada por la sangre de Cristo, es victoriosa sobre la muerte eterna y nunca será destruida porque Cristo venció la muerte (1 Co 15:55-57).

    Ocultar respuesta

  • 16:13-20

    10.

    Explique “las llaves del reino de los cielos” y la “autoridad para atar y desatar” en el versículo 19.

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Las llaves del reino se refieren al evangelio de salvación. Por revelación de Dios, a los apóstoles les fue dado las llaves para el reino de los cielos (cf. Lc. 11:25). Cristo también ha dado la autoridad para atar y desatar, que tiene que ver con retener y perdonar los pecados (Jn 20:22, 23). Cuando la iglesia predica el evangelio del reino, aquellos que obedecen el evangelio serán desatados del dominio de Satanás (Hch 26:18). Sin embargo, aquellos que no acepten el mensaje, permanecerán en sus pecados (ver Hch 18:6).

    Ocultar respuesta

  • 11.

    ¿Por qué el Señor quiso que los discípulos ocultaran su identidad?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    La gente de esa época tenía una falsa expectativa de lo que sería el Mesías. Jesús quería que la gente viniera a creer en Él no porque esperaban que fuera un héroe nacional, sino a través de la fe, el arrepentimiento y la obediencia. Es la voluntad de Dios que en este punto del ministerio de Jesús, la identidad de Cristo se revele solo a los humildes y fieles y no a los incrédulos e insensibles (11:25, 13:11-15). Los discípulos proclamarían a Cristo sólo después de la resurrección (17:9). Otra posible razón es que la proclamación generalizada de que Él era el Mesías podría provocar una intensa oposición prematuramente.

    Ocultar respuesta

  • 16:21-23

    12.

    ¿Por qué Jesús consideró las palabras y acciones de Pedro una obra de Satanás?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Jesús consideraba cualquier obstáculo a la voluntad del Padre como obra de Satanás (4:8-10). Aunque Pedro podría haber tenido buenas intenciones, se había convertido en una piedra de tropiezo. Él habló y actuó de acuerdo a la voluntad humana en vez de la voluntad de Dios. Satanás frecuentemente utiliza los deseos y pensamiento de los hombres para obstruir la obra de Dios.

    Ocultar respuesta

  • 13.

    Explique los siguientes términos: a) Negarse a sí mismo; b) Tomar su cruz; c) Seguir a Cristo; d) Salvar y perder la vida (ver también el versículo 26).

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    a. Negarse a sí mismo: renunciar a la voluntad y los deseos propios.

    b. Tomar su cruz: el hombre condenado a la crucifixión sería forzado a cargar su propia cruz. Esta orden significa estar listos para sufrir y morir por Cristo. Esto implica hacer morir a la naturaleza pecaminosa (Ro 8:13; Gl 5:24; 6:14).

    c. Seguir a Cristo: seguir las huellas de Cristo, haciendo lo que Él haría (1 P 2:21; Jn 12:26, 1 Co 11:1; 1 Jn 2:6).

    d. Salvar y perder la vida (ver también el versículo 26): la primera “vida” se refiere a las cosas de este mundo, es decir, andar según nuestros propios deseos (1 Jn 2:15-17). La segunda “vida” se refiere a la vida espiritual o eterna y la gloria que recibiremos en el futuro (26-27). No podemos tener vida eterna a menos que neguemos nuestra propia voluntad y sigamos la voluntad de Dios en nuestras vidas.

    Ocultar respuesta

  • 14.

    Consciente de estas enseñanzas sobre el discipulado, ¿qué debería hacer usted en su vida personal para ser un verdadero discípulo de Cristo?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta
    (La respuesta está vacía)
    Ocultar respuesta

  • 15.

    ¿A qué evento se refería el Señor en el versículo 28?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    De las muchas interpretaciones que se han ofrecido, dos son las más plausibles. La primera interpretación dice que la venida del Hijo del hombre en su reino se refiere a la transfiguración, que tendría lugar seis días después de su predicción (17:1ss). Durante la transfiguración, los discípulos fueron testigos de Cristo en su gloria, y el tema de la conversación de Cristo con Moisés y Elías fue la gloria que se alcanzaría a través del sufrimiento (Lc 9:31). La segunda interpretación, que está en relación a la primera, cree que esta predicción se refiere a la poderosa obra del Espíritu Santo en la iglesia después de la ascensión de Jesús. Cristo ejerció gran autoridad en su iglesia a través de predicaciones poderosas, gran número de conversos y señales y milagros.

    Ocultar respuesta