Contexto

Este pasaje presenta tres aspectos en los que un siervo de Dios debe prepararse para hacer su trabajo.

Versículo clave

(6:12-13)

¿Sabía usted que...?

1. “Su tierra” (6:1): Nazaret, la ciudad en donde creció Jesús (cf. Lc 4:16).

2. Carpintero (6:3): de los cuatro evangelios, solamente Marcos se refiere a Jesús como un carpintero—un trabajador común. [ref]

3. Los católicos romanos creen que María permaneció virgen toda su vida y que los hermanos de Jesús eran de una esposa anterior de José que murió antes de que éste se casara con María. No obstante, no existe evidencia bíblica al respecto. Es razonable asumir que María tuvo hijos con José luego de que naciera Jesús.

4. Jacobo, Judas y Simón (6:3): no se los debe confundir con tres de los doce apóstoles que tenían el mismo nombre. [ref]

5. Bastón, sandalias, túnica (6:8-9): accesorios de viaje. El bastón y las sandalias ayudaban a caminar, mientras que la túnica se usaba para resguardarse del aire frío de la noche . [ref]

6. “Sacudid el polvo que está debajo de vuestros pies” (6:11): la acción simbolizaba que no habrá más contacto en el futuro, como la expresión “lavarse las manos”. Pablo y Bernabé hicieron lo mismo cuando fueron rechazados (Hch 13:50-51). Los fariseos hacían lo mismo cuando pasaban de territorio gentil a territorio judío porque la doctrina rabínica enseñaba que el polvo de una tierra pagana profanaba. [ref]

7. “Ungían con aceite” (6:13): probablemente aceite de oliva, el cual era usado extensamente como medicamento. [ref]

8. Rey Herodes (6:14): Herodes Antipas—el Herodes que juzgó a Jesús (cf. Lc 23:7-11). Su padre, Herodes el Grande, mató a los bebés en Belén (Mt 2:16). Aunque se lo conocía popularmente como un “rey”, era técnicamente un “tetrarca” que gobernaba sobre una cuarta parte de Palestina (incluyendo Galilea). [ref]

9. Herodías (6:17): una de las nietas de Herodes el Grande. Ella y Herodes Antipas se divorciaron de sus respectivos cónyuges para casarse entre ellos. (La ley mosaica prohíbe el matrimonio con la esposa del hermano de uno mientras el hermano aún vive). [ref]

10. Hija de Herodías (6:22): posiblemente Salomé, producto del matrimonio anterior de Herodías. Tenía entre doce y catorce años. [ref] Aunque era hija de los reyes, consintió bailar ante Antipas y sus huéspedes. El baile que estaba de moda en aquellos días era muy similar al actual ballet. [ref] No obstante, dada la dudosa moral de los herodianos, el baile pudo haber sido muy sensual. [ref]

11. “Hasta la mitad de mi reino” (6:23): esta expresión no debe de entenderse literalmente. Los reyes decían esto para demostrar su magnanimidad (cf. Est 5:3, 6, 7:2).

Esquema

  • Jesús fue despreciado en su propia ciudad
  • La gente se maravillaba por las enseñanzas y los milagros de Jesús
  • La gente rechaza a Jesús por su origen
  • Jesús se dirige a otras aldeas
  • La misión de los doce apóstoles
  • Jesús les da autoridad y les instruye qué hacer
  • Los apóstoles siguen las instrucciones de Jesús
  • La muerte de Juan el Bautista
  • Rumores de la resurrección de Juan
  • Juan el Bautista encarcelado
  • Herodías pide la cabeza de Juan por medio de su hija
  • Juan decapitado y sepultado

Análisis general

  • 1.

    ¿Qué podemos aprender de las siguientes personas acerca de la vida de un siervo? a. Jesus; b. Discípulos; c. Juan el Bautista

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    a. Jesús: fue rechazado en su propia ciudad y tratado con menosprecio.

    b. Discípulos: experiencia práctica; predicador; viajaron en pares; no se quedaban en un solo lugar; dependían de la hospitalidad de otros; aprendieron qué llevar y qué no llevar.

    c. Juan el Bautista: luego de un ministerio poderoso, murió sin fanfarria.

    Ocultar respuesta

Análisis del segmento

  • 6:1-6

    1a.

    Enumere las características de la familia de Jesús que la hacen ordinaria.

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Varios hermanos y hermanas; nombres comunes; las hermanas de Jesús todavía vivían allí; tres de sus hermanos incluso tenían los mismos nombres que tres de sus discípulos.

    Ocultar respuesta

  • 1b.

    Enumere las características de Jesús que lo hacen ordinario.

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    1) Creció con la gente de su ciudad y era considerado uno de ellos.

    2) Era un carpintero.

    3) No recibió entrenamiento religioso formal.

    Ocultar respuesta

  • 1c.

    Compare 6:1-2 con 1:21-22. ¿Por qué la gente de Nazaret al final rechazó a Jesús?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    La gente estaba maravillada cuando Jesús tenía un grupo pequeño de seguidores (Mc 1:21-22 tuvo lugar al comienzo de su ministerio). Ahora Jesús era bien conocido por su sabiduría y poder, y lo seguía una gran multitud (incluyendo un impresionante grupo de doce apóstoles). Tal vez por eso la gente de Nazaret al principio le permitió a Jesús enseñar en la sinagoga. Pero luego lo reconocieron. Cuanto más lo observaban, menos impresionante les parecía; y se ofendieron de que un hombre tan ordinario se atreviera a enseñarles sobre el reino de Dios.

    Ocultar respuesta

  • 2a.

    ¿De qué manera la gente de Nazaret respondería a sus propias preguntas? ¿Cómo respondería usted a sus preguntas? “¿De dónde saca este estas cosas?” “¿Y qué sabiduría es esta que le es dada?”

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    La gente de Nazaret no tenía respuesta a sus preguntas. Rechazaron la única respuesta razonable que era que Jesús había recibido su poder y sabiduría de Dios. Las únicas otras posibilidades era que Jesús estaba loco (que fue lo que su propia familia pensó [Mc 3:21]) o que estaba poseído por el demonio (que fue lo que los escribas sostuvieron [Mc 3:22]).

    Ocultar respuesta

  • 2b.

    ¿Qué podemos aprender de las preguntas retóricas de la gente de Nazaret en el versículo 3?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Ellos ya habían concluido que Jesús no era nadie especial. Hicieron esas preguntas para rebajarlo. Estas preguntas irrelevantes los cegaron de la verdad acerca de Jesús (cf. 1 Co 4:13).

    Ocultar respuesta

  • 3a.

    ¿Qué quiso decir Jesús en el versículo 4 (cf. Lc 4:22-27)?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Jesús los reprendió por su falta de fe. En Lucas 4:23, Jesús expuso lo que la gente de Nazaret pensaba. A pesar de las poderosas palabras de Jesús, ellos eran escépticos de sus poderes milagrosos. Quizás pensaban que las noticias que habían escuchado de Capernaúm eran exageradas. Quisieron que Jesús hiciera milagros como si fuera un mago (cf. Mt 12:38-39).

    Ocultar respuesta

  • 3b.

    ¿Por qué Jesús estaba asombrado de la incredulidad de la gente? ¿Qué advertencia nos da esto sobre rechazar a Jesús?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Lucas 4:28-29 nos dice que luego de que Jesús reprendiera a los ciudadanos de Nazaret, ellos se enojaron tanto de que quisieron tirarlo de un precipicio. No se arrepintieron cuando Jesús les advirtió de las consecuencias. Dada su incredulidad, Jesús se fue a otras aldeas, así como Elías había ido a Sarepta (Lc 4:25-26). El trabajo de Dios no se puede detener. Si rechazamos su salvación, Él se irá a otro lugar (Hch 8:1-4; Ro 11:11-12). Nótese que Jesús igual sanó a unas pocas personas—la minoría que tenía fe en Él.

    Ocultar respuesta

  • 4.

    ¿Por qué parece que hay menos milagros hoy que en los comienzos de la iglesia?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    No debemos saltar a sacar conclusiones como lo hizo la gente de Nazaret. Sólo porque no presenciemos milagros en donde estamos no significa que Dios no esté trabajando en otros lugares. Aún leemos y escuchamos testimonios de otros lados. Si de verdad Dios no trabaja en nuestra iglesia o en nuestra vida privada, entonces es tiempo de que examinemos nuestra fe. Jesús no nos abandona a menos de que lo rechacemos.

    Ocultar respuesta

  • 5.

    ¿Qué dicen sus parientes cuando usted les predica? ¿Cómo puede traerlos a Cristo?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta
    (La respuesta está vacía)
    Ocultar respuesta

  • 6:7-13

    6a.

    ¿Qué instrucciones les dio Jesús a los doce apóstoles?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    1) Ir de dos en dos.

    2) No llevar nada a excepción del bastón.

    3) Calzar sandalias.

    4) No llevar bolsa, pan, dinero ni túnica extra.

    5) Entrar en una casa y permanecer allí hasta salir de la ciudad.

    6) “Y si en algún lugar no os reciben ni os oyen, salid de allí y sacudid el polvo que está debajo de vuestros pies”. Esto también parece ser una reprimenda implícita contra la arrogancia e incredulidad de los fariseos (cf. ¿Sabía usted que…? 6).

    Ocultar respuesta

  • 6b.

    ¿Quién es su compañero de fe? ¿De qué manera dos son mejores que uno?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta
    (La respuesta está vacía)
    Ocultar respuesta

  • 6c.

    ¿Qué les dio Jesús a los discípulos además de las instrucciones?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Autoridad sobre los espíritus impuros (7). El Señor no sólo los mandó a predicar, sino que los equipó con poder divino para ganar la batalla espiritual.

    Ocultar respuesta

  • 6d.

    ¿Por qué los discípulos no debían llevar comida, dinero ni suministros adicionales?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Llevar lo menos posible permitía que se dedicaran totalmente a la tarea que tenían a mano (cf. 2 Ti 2:4). También era un entrenamiento para que los apóstoles confiaran que Dios proveería de sus necesidades si ellos eran fieles a su trabajo (ej. Dios proveyó a Elías a través de cuervos y la viuda de Sarepta [1 R 17:1-16]).

    Ocultar respuesta

  • 7.

    Era costumbre que los creyentes sustentaran la vida de los siervos de Dios (cf. 1 R 17:9; 2 R 4:9-10). ¿De qué manera apoya usted a los obreros de la iglesia?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Respaldar a la iglesia financieramente (1 Co 16:1, 2 Co 8:2-5; 11:8-9; Flp 4:15-17).

    Ocultar respuesta

  • 8.

    ¿Qué hace cuando una persona le dice “No” cuando usted le predica?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta
    (La respuesta está vacía)
    Ocultar respuesta

  • 6:14-29

    9.

    ¿Quién creía Herodes que era Jesús? ¿Por qué?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Herodes creía que Jesús era Juan el Bautista resucitado de los muertos porque había oído hablar de los poderes milagrosos de Jesús (14, 16).

    Ocultar respuesta

  • 10.

    Jesús comparó a Juan el Bautista con Elías (Mt 11:13-14). Haga una comparación entre la muerte de Juan y cómo Elías fue llevado al cielo (2 R 2:11-12). ¿Qué nos enseña esto respecto de ser un siervo de Dios?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    La descripción de la muerte de Juan suena como un comentario al margen. Juan había sido comparado con Elías, pero su vida había concluido de manera muy diferente. Él murió solo, sin fanfarria (sus discípulos se enteraron de su muerte después de que ocurrió [Mc 6:29]), mientras que Elías había sido tomado en un carro de fuego. En la prisión, Juan se desesperó y cuestionó el sentido de su trabajo (Mt 11:2-3). Sin embargo, nuestras vidas no son juzgadas por nuestra gloria terrenal, sino por cómo Dios nos ve cuando morimos. Como profeta, el trabajo de Juan era hablar la verdad, lo cual hizo hasta el final de su vida (cf. 2 Co 13:8). Una gran recompensa nos espera cuando morimos en el Señor y descansamos de nuestra labor (cf. Ap 14:13).

    Ocultar respuesta

  • 11.

    ¿Por qué a Herodes le gustaba escuchar a Juan?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Herodes no parecía estar molesto cuando Juan lo reprendió por haberse casado con la esposa de su hermano. Parecía divertirse con lo que Juan decía (nótese su reacción con respecto a Jesús en Lc 23:8). Tal vez era algo intelectualmente estimulante. Él escuchó la enseñanza, la entendió, pero no creyó. Para él, lo que dijo Juan era solamente una filosofía interesante, no algo para ser puesto en práctica en su vida. Él eligió obedecer a Herodías en vez de a Dios al encarcelar y luego decapitar a Juan.

    Ocultar respuesta

  • 12.

    ¿Por qué Juan siguió hablándole a Herodes? Haga una comparación entre él y Jesús, quien permaneció en silencio ante Herodes (Lc 23:9-10).

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Juan hizo lo que pudo. Mientras Herodes estuviera dispuesto a escuchar, Juan seguía enseñándole a arrepentirse. Herodes no creyó. Para cuando Jesús estuvo delante de él, la oportunidad para arrepentirse ya había pasado. Jesús permaneció en silencio porque el corazón de Herodes estaba endurecido. Asimismo, si a pesar de las repetidas advertencias nosotros no nos arrepentimos, Dios no se ocupará más de nosotros (ver Mt 18:15-17).

    Ocultar respuesta

  • 13.

    Herodías le guardaba rencor a Juan el Bautista (19). ¿Qué nos enseña la Biblia sobre el rencor?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    La Biblia enseña que no debemos dejar que el enojo persista (Ef 4:26). No solamente no debemos guardar rencor, sino que Jesús nos enseña a hacer algo más: si un hermano nos tiene rencor, nosotros debemos ir y reconciliarnos con él (Mt 5:23-24).

    Ocultar respuesta

  • 14.

    Sintiéndose animado por la fiesta, Herodes hizo una promesa sin pensar que más tarde lamentó (26). Describa una ocasión en que usted cometió un error semejante.

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta
    (La respuesta está vacía)
    Ocultar respuesta

  • 15.

    Haga una descripción de la familia de Herodes. ¿Qué nos dice esto sobre la importancia de la educación religiosa en una familia?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Esta familia es un buen ejemplo de cómo no se debe criar a los hijos. Sus relaciones eran complicadas y no estaban centradas en Dios (Herodías era la sobrina de Herodes, y se divorció del hermano de Herodes para casarse con Herodes). Claramente, Herodes y Herodías influyeron en la moral de la hija (la muchacha pidió el consejo de su madre cuando Herodes le ofreció una recompensa). Tal vez Herodías le había enseñado a la muchacha a odiar a Juan. Aún así, su comportamiento era una atrocidad para una muchacha de su edad. No tuvo ningún remordimiento en pedir la cabeza de Juan, hasta se apresuró en volver al rey para pedírselo (25). La cabeza de Juan en un plato no parecía asustarla (28). Los niños aprenden mucho de los comportamientos de sus padres.

    Ocultar respuesta