Contexto

La oposición de los fariseos y escribas había estado incrementando. Las advertencias de nuestro Señor también crecieron en severidad. Él señaló la gravedad del pecado de blasfemia y advirtió a la "generación mala y adúltera" acerca del juicio venidero.

Versículo clave

(12:28)

¿Sabía usted que...?

  1. Nínive (12:41): una ciudad famosa y antigua situada sobre la costa este del río Tigris opuesta a la ciudad moderna de Mosul. La Biblia menciona a Nimrod como el fundador de Nínive (Gn 10:8-11). En el año 612 a.C., la antigua y espléndida ciudad y capital del Imperio Asirio quedó tan completamente aniquilada, según su profética destrucción por los profetas hebreos, que se convirtió en un mito hasta su descubrimiento por Sir Austen Layard y otros en el siglo XIX. [ref]
  2. La reina del Sur (12:42): en 1 Reyes 10:1 se la llama la reina de Sabá, un país al suroeste de Arabia, ahora llamado Yemen. [ref]

Esquema

  • La sanación y la reacción
    (12:22-24)
  • La respuesta de Jesús
    (12:25-37)
  • El reino dividido
    (12:25-28)
  • La casa del hombre fuerte
    (12:29)
  • La blasfemia contra el Espíritu
    (12:30-32)
  • La naturaleza y el fruto
    (12:33-37)
  • La señal y el juicio
    (12:38-42)
  • El regreso del espíritu impuro
    (12:43-45)
  • Hacer la voluntad del Padre
    (12:46-50)

Análisis general

  • 1.

    Los temas de este pasaje están íntimamente relacionados con la cita de la profecía de Isaías en los versículos 18 al 21. Trate de establecer la conexión.

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    La profecía de Isaías menciona que Dios pondría su Espíritu en Jesús. En el versículo 28 Jesús mencionó que Él echaba fuera los demonios por el Espíritu de Dios. Por esta razón, la blasfemia contra el Espíritu no puede ser perdonada (32).

    Isaías también profetizó que Dios traería su justicia a los gentiles y que ellos confiarían en su nombre. En los versículos 38 al 42, Jesús citó los ejemplos de los habitantes de Nínive y de la reina del Sur, ambos gentiles, para advertir a la generación perversa. “No contenderá, ni voceará” también se cumplió en Jesús cuando se rehusó a mostrar a los que lo acusaban una señal milagrosa.

    Ocultar respuesta

Análisis del segmento

  • 12:22-37

    1.

    ¿Por qué los fariseos reaccionaron tan diferente a las multitudes ante el milagro de sanación que realizó Jesús?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    La reacción de los fariseos brotaba de sus corazones malvados (34-35). Dado que movidos por sus celos ya habían estado buscando formas para acusar a Jesús, esta era sólo otra oportunidad para calumniarlo. Ellos estaban ciegos al poder y la gracia de Dios.

    Ocultar respuesta

  • 2.

    Explique con sus propias palabras las tres defensas que Jesús dio en respuesta a las acusaciones: a) 25-26; b) 27; c) 29.

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    a. 25-26: Jesús no pudo haber echado fuera a los demonios por Beelzebú puesto que Satanás también conocía la importancia de la unidad y no iba a echar fuera a los miembros de su propio reino.

    b. 27: Los “hijos” de los fariseos pudo haberse referido a sus discípulos o a los judíos en general. Algunas personas durante ese tiempo también intentaron echar fuera los demonios (Hch 19:13). Si el gran poder de Jesús provenía del príncipe de los demonios, entonces ¿por el poder de quién echaban ellos fuera a los demonios? Si ellos declaraban que echaban fuera demonios por el poder de Dios, entonces ¿basados en qué podían ellos acusar al poder de Jesús como satánico?

    c. 29: Se necesitaría a alguien más fuerte que Satanás para atarlo y liberar a aquellos que están bajo su poder. Ese alguien más fuerte es Jesús, quien echa fuera a Satanás por el poder de Dios.

    Ocultar respuesta

  • 3.

    ¿Qué caracteriza al reino de Dios según el versículo 28?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    El reino de Dios se caracteriza por el poder del Espíritu de Dios (1 Co 4:20). Las fuerzas del mal están ausentes dentro del reino de Dios. Por lo tanto, el ministerio de sanación del Señor Jesús era una demostración de que Él había venido para establecer el reino de Dios.

    Ocultar respuesta

  • 4a.

    ¿De qué manera era la acusación de los fariseos una blasfemia contra el Espíritu?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Ellos atribuyeron la obra del Espíritu Santo al espíritu maligno.

    Ocultar respuesta

  • 4b.

    ¿Por qué la “blasfemia contra el Espíritu” es un pecado que no puede ser perdonado?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Si una persona difama a Jesús basándose en las palabras de Jesús solamente, ella puede todavía arrepentirse y recibir perdón. Pero si la persona permanece insensible y escoge rechazarlo aún después de haber visto el poder del Espíritu de Dios a través de las obras de Jesús, entonces ya no tiene perdón (cf. Heb 10:26).

    Ocultar respuesta

  • 12:22-37

    5.

    El fruto es al árbol como ____________ es a ______________.

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

  • 6.

    Qué enseñó Jesús en esta sección acerca de: a) Su propio poder; b) El corazón; c) El juicio.

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    a. Su propio poder: es mucho más grande que el de Satanás y manifiesta el reino de Dios.

    b. El corazón: nuestros corazones determinan lo que hacemos y decimos, sea bueno o malo.

    c. El juicio: tendremos que dar cuentas a Dios por lo que decimos, por lo insignificante que sea. Nuestras palabras nos justificarán o nos condenarán. Las palabras son importantes porque revelan lo que hay en nuestros corazones.

    Ocultar respuesta

  • 12:38-45

    7a.

    ¿Qué demandaban los escribas y fariseos de Jesús? ¿Qué tenía de malo su demanda?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Mateo 16:1 dice que ellos pedían una señal del cielo. Ellos querían que Jesús probara que venía de parte de Dios. Su demanda mostró una vez más su incredulidad. El Señor ya había demostrado su poder divino a través de sus obras, pero ellos aún demandaban por más “pruebas”.

    Ocultar respuesta

  • 7b.

    ¿De qué manera nosotros a veces también cometemos el mismo error?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

  • 12:38-45

    8.

    ¿De qué manera era Jonás una señal?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    El rescate de Jonás de las entrañas de un pez era una señal de que Jonás había sido enviado por Dios. De la misma forma, la muerte, sepultura y resurrección de Jesús sería una señal de que Él era el Cristo.

    Ocultar respuesta

  • 9.

    ¿Qué lecciones y advertencias podemos obtener de los hombres de Nínive y la reina del Sur?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Aunque ellos no provenían de la raza escogida por Dios, respondieron al llamado de Dios. Hoy, si como cristianos declarados no hacemos un esfuerzo para recibir las palabras de Jesús como la reina del Sur y no nos arrepentimos y cambiamos nuestras actitudes como la gente de Nínive, entonces estas personas se levantarán en el día final para juzgarnos. Jesús es mucho mayor que Jonás y que Salomón. Si la gente de Nínive y la reina del Sur respondieron a Jonás y a Salomón, ¡cuánto más debemos nosotros responder a la palabra y obras del Señor Jesús en nuestras vidas!

    Ocultar respuesta

  • 10a.

    Explique el significado y la enseñanza acerca del hombre poseído por los demonios.

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Jesús comparó a su generación con el hombre poseído por el demonio. Así como el hombre había sido liberado de la posesión demoníaca, la gente en el tiempo de Jesús había experimentado el gran poder sanador de Cristo. Sin embargo, si ellos no aceptaban el mensaje de Jesús, su final sería mucho peor que su inicio. Esta verdad también se aplica a cualquiera que ha recibido la gracia de Dios (Heb 6:4-8).

    Ocultar respuesta

  • 10b.

    ¿Qué debemos hacer después de que hemos sido “desocupados, barridos y adornados”?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Dios nos ha liberado del pecado y nos hizo completos. También hemos experimentado la gracia de Dios y su poder sanador. Ahora necesitamos aceptar el mensaje del evangelio y responder a la palabra de Dios.

    Ocultar respuesta

  • 12:46-50

    11.

    ¿Estaba Jesús negando sus relaciones familiares? Explique la respuesta de Jesús en los versículos 48-50.

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Jesús no estaba hablando en términos de relaciones familiares en este mundo. Tampoco estaba negando a su propia familia terrenal. Él consideraba que los lazos espirituales con los creyentes eran mucho más importantes que los lazos familiares terrenales. Aquellos que hacen la voluntad del Padre celestial aceptando a Jesús se identifican a sí mismos como miembros de la familia de Dios.

    Ocultar respuesta