Contexto

Lucas comienza este segmento haciendo mención del viaje de Jesús. Al igual que en 9:51, Lucas deja anotado claramente el destino final y el propósito del Señor: “Yendo Jesús a Jerusalén…” (11). Luego de sanar a diez leprosos, el Señor respondió la pregunta de los fariseos respecto a cuándo vendría el reino de Dios. Su respuesta conduce a una serie de enseñanzas sobre el reino de Dios. A través de esta y las lecciones que siguen, percibimos la inminente venida del reino de Dios en vista de la misión que Jesús estaba a punto de cumplir en Jerusalén.

Versículo clave

(17:21)

¿Sabía usted que...?

  1. “Mostraos a los sacerdotes” (17:14): la ley requería que una persona se mostrara ante los sacerdotes luego de haber sido sanada (Lv 13:2-3, 14:2-32).

Esquema

  • Jesús sana a diez leprosos
  • La venida del reino de Dios
  • El juez injusto y la viuda persistente

Análisis del segmento

  • 17:11-19

    1.

    ¿En qué momento quedaron limpios los leprosos? ¿Qué nos enseña esto sobre el efecto de la orden de Dios?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Cuando fueron al sacerdote como el Señor les había ordenado (14). Si sólo escuchamos la palabra de Dios pero no la ponemos en práctica, no podremos beneficiarnos de ella. Pero si la ponemos en práctica con fe, seremos bendecidos en lo que hacemos (Stg 1:25).

    Ocultar respuesta

  • 2.

    ¿Por qué Jesús hizo el comentario de que el que regresó era un extranjero (18)?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    La gratitud del extranjero es verdaderamente notable porque ninguno de los otros leprosos, que probablemente eran judíos, volvió para agradecer al Señor. Al igual que en la parábola del buen samaritano (10:30-37), lo que hizo el extranjero fue del agrado de Dios y recibió su encomio, mientras que el pueblo escogido descuidó la voluntad de Dios y perdió sus bendiciones.

    Ocultar respuesta

  • 3.

    ¿Qué hace que una persona sea agradecida? ¿Qué dice su gratitud sobre su relación con Dios?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta
    (La respuesta está vacía)
    Ocultar respuesta

  • 4.

    ¿Cómo expresa usted su gratitud a Dios en su vida?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta
    (La respuesta está vacía)
    Ocultar respuesta

  • 17:20-37

    5.

    ¿Qué quiso decir Jesús con “el reino de Dios está entre vosotros”? ¿Cómo difiere esta realidad del punto de vista de los fariseos sobre el reino de Dios?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Es probable que los fariseos esperaban que el reino de Dios fuera una entidad política terrenal. Pero el Señor les dijo que el reino de Dios estaba entre ellos (también traducido como “dentro de ellos”). En otras palabras, el reino de Dios ya estaba entre la gente a través del ministerio de Jesucristo (11:20). Una persona puede entrar en este reino espiritual aceptando al Señor Jesús.

    Ocultar respuesta

  • 6.

    Explique la frase “uno de los días del Hijo del hombre” (22). ¿Por qué no verán este día los discípulos?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    La palabra “días” en el versículo 26 (“los días de Noé”) y 28 (“los días de Lot”) se refiere a una generación. Por lo tanto, “los días del Hijo del hombre” podría referirse al período entre la primera y la segunda venidas del Señor. Si este fuera el caso, “uno de los días del Hijo del hombre” podría referirse a la segunda venida del Señor, también conocido como “el día del Señor Jesucristo” (1 Co 1:8, 2 Co 1:14; Flp 1:6). Si bien los discípulos pudieron haber esperado que el fin de los tiempos llegara pronto, el Señor les dijo que no lo verían a corto plazo. De hecho, el Hijo del hombre debía pasar primero por muchos sufrimientos y ser rechazado por la gente (25).

    Ocultar respuesta

  • 7.

    Basándose en los siguientes versículos, explique cómo será el día del Hijo del hombre: a) 24; b) 26-30; c) 31; d) 34-35.

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    a. 24: La venida del Hijo del hombre será visto por todos. Por lo tanto, los discípulos no necesitan prestar atención a los rumores de la gente ni seguirlos para ver si el Señor ha venido o no (23).

    b. 26-30: El Hijo del hombre vendrá repentinamente a una hora que nadie lo espera, cuando todavía están ocupados con sus actividades diarias (12:40).

    c. 31: Ese día vendrá tan repentinamente que no habrá tiempo para recoger nuestras pertenencias.

    d. 34-35: Los que se salvan serán separados rápidamente de los que no se salvan. Esto ocurrirá inesperadamente en cualquier momento del día.

    Ocultar respuesta

  • 8a.

    Según los versículos 32-33, ¿cómo debemos prepararnos para ese día?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    No debemos fijar nuestra mente en las posesiones terrenales. Más bien, debemos negarnos a nosotros mismos (“todo el que la pierda”) y usar nuestra vida terrenal para cumplir la voluntad de nuestro Maestro (Ro 13:11-14).

    Ocultar respuesta

  • 8b.

    ¿Por qué la mujer de Lot sirve como una advertencia para nosotros?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta
    (La respuesta está vacía)
    Ocultar respuesta

  • 9.

    ¿Cómo responde Jesús la pregunta de los discípulos en el versículo 37?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Los discípulos querían saber dónde se llevaría a cabo la separación a la que se refieren los versículos 34-36. Jesús les respondió que esta separación ocurrirá donde esté el cuerpo y donde se junten las águilas. Si bien la imagen del cuerpo y las águilas evoca de inmediato una imagen sangrienta, la palabra “cuerpo” no necesariamente se refiere a un cadáver. De hecho, en el Nuevo Testamento, esta palabra es usada generalmente para referirse a un cuerpo vivo. Además, en la frase “el cuerpo de Cristo”, que hace referencia a la asamblea de creyentes, también se usa la misma palabra. Del mismo modo, “águilas” no necesariamente representa algo negativo. Con frecuencia, la Biblia describe al águila como una criatura celestial veloz y poderosa, un símbolo de la naturaleza divina. Es más, una de las cuatro criaturas vivientes tiene el rostro de un águila (Ez 1:10, 10:14; Ap 4:7). En conclusión, si interpretamos “cuerpo” como el cuerpo de creyentes y “águilas” como los creyentes de la iglesia, entonces la extraña respuesta de Jesús significa que el juicio y la separación se llevarán a cabo en la iglesia de Dios (1 P 4:17).

    Ocultar respuesta

  • 18:1-8

    10.

    ¿Cuál es el propósito de esta parábola?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Vea el versículo 1.

    Ocultar respuesta

  • 11.

    ¿Por qué el Señor usa el ejemplo de un juez injusto en la parábola?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    El juez injusto sirve tanto como una comparación como un contraste con Dios, el juez justo. El punto es: si incluso un juez injusto le hace justicia a la viuda porque le es molestia, cuánto más Dios, que nos ama tanto, hará justicia a su pueblo.

    Ocultar respuesta

  • 12.

    ¿Qué enseñan los versículos 7-8 sobre la fidelidad de Dios vs. la falta de fe de los hombres?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Dios está ansioso por liberar a su pueblo de los sufrimientos, pero tiene que “tardarse” porque el tiempo aún no ha llegado. Dios es paciente, pero también celoso. No obstante, para cuando el Señor Jesús venga de nuevo y haga justicia a su pueblo, muchos habrán dejado de esperar por la liberación de Dios.

    Ocultar respuesta

  • 13.

    ¿Cómo lo anima este pasaje cuando parece que a Dios no le importa sus sufrimientos?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta
    (La respuesta está vacía)
    Ocultar respuesta