Contexto

Pablo escribe la epístola con el encargo a Timoteo de enfrentar el problema causado por el surgimiento de falsos maestros en la iglesia de Éfeso. En la misma, Pablo relata su testimonio de cómo pese a su pasado, Dios por su misericordia le salvó y le confió el ministerio del evangelio. Ahora, basado en esta comisión del Señor, Pablo encarga a Timoteo a pelear la buena batalla.

Versículo clave

(1:15)

¿Sabía usted que...?

  1. “Cuando fui a Macedonia” (1:3): Este evento, que no se registra en Hechos, aconteció posiblemente luego de que Pablo fuera liberado de su primer encarcelamiento en Roma.
  2. “Quedaras en Éfeso” (1:3): La iglesia de Éfeso se estableció durante el tercer viaje misionero de Pablo (Hch 19:1-20:1). Pablo visitó la iglesia de nuevo probablemente luego de su primer encarcelamiento en Roma y pidió a Timoteo que se quedara en Éfeso mientras él continuaba hacía Macedonia.
  3. “Fábulas y genealogías interminables” (1:4): Eran posiblemente mitos basados en las genealogías del Antiguo Testamento.
  4. Himeneo (1:20) apóstata y falso maestro que enseñaba que la resurrección ya había acontecido (2 Ti 2:17-18).
  5. Alejandro (1:20) probablemente el calderero en cobre, quien hizo mucho daño contra Pablo (2 Ti 4:14).

Esquema

  • Saludos
  • La misión de Timoteo
  • Refrenar a los falsos maestros
  • El propósito de la ley
  • Testimonio y agradecimiento de Pablo
  • Encargo a Timoteo

Análisis general

  • 1.

    ¿Cómo el testimonio de Pablo se relaciona con su encargo para Timoteo?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    El testimonio de Pablo comprende cómo Dios lo escogió por gracia y le encomendó el ministerio del evangelio (11). Debido al ministerio que se le ha confiado, él tenía la responsabilidad de defender la sana doctrina. Por lo tanto, él encarga a Timoteo, su asistente en el ministerio, que lleve a cabo esta misión en Éfeso.

    Ocultar respuesta

Análisis del segmento

  • 1:1-2

    1.

    En base a cómo Pablo se identifica a sí mismo, ¿qué podemos ver de lo que él comprendía ser su rol y responsabilidad?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Pablo es un apóstol, enviado a predicar el evangelio de Jesucristo. Su apostolado es por mandamiento (literalmente “por orden”) de Dios y del Señor Jesucristo. Su ministerio no se origina en él ni en ningún otro hombre. Él entiende que ha recibido esta orden divina de Dios mismo, y que debe cumplir fielmente esta comisión noble y solemne.

    Ocultar respuesta

  • 2.

    ¿Por qué es el Señor Jesucristo “nuestra esperanza”?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Él vendrá de nuevo y transformará nuestros cuerpos humildes en cuerpos gloriosos y nos llevará al hogar celestial eterno (Jn 14:3; Flp 3:20-21; Col 3:4)(1 Tes 1:10, 4:16-17; Heb 9:27-28)(1 Jn 3:2). Esta es nuestra esperanza suprema que descansa sólo en Él, porque Él es nuestro único Salvador.

    Ocultar respuesta

  • 3a.

    ¿Cómo se refiere Pablo a Timoteo?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Verdadero hijo en la fe (1 Ti 1:2; cf 1 Co 4:17; Flp 2:22). Pablo también se dirige a Tito de la misma forma (Tit 1:4).

    Ocultar respuesta

  • 3b.

    ¿Qué sugiere este término?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Este término puede implicar que Timoteo era un convertido del ministerio de Pablo. Esto también demuestra la intrínseca relación con el joven predicador al que Pablo ayudó a florecer. Así como muchas cosas pueden unir a la gente (p. ej. intereses en común, la misma etnia, etc.), una fe y una comisión comunes pueden ser la base para una fuerte relación, tan profunda como la de un padre con su hijo.

    Ocultar respuesta

  • 1:3-11

    4a.

    ¿Por qué Pablo urge a Timoteo permanecer en Éfeso?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Vea los versículos 3 y 4.

    Ocultar respuesta

  • 4b.

    ¿Por qué era necesaria esa misión?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    A Pablo le preocupa que los falsos maestros desvíen a los creyentes y zarandeen su fe. Prestar atención a fábulas, interminables genealogías y vanas conversaciones crea disputas en vez de producir edificación en la piedad.

    Ocultar respuesta

  • 4c.

    ¿Qué problemas similares enfrentamos hoy y cómo debemos responder?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Al estudiar la palabra de Dios, debemos abstenernos de ser llevados por temas irrelevantes para nuestra fe. No debemos promover debates sobre asuntos especulativos y sin relación con la verdad. Al contrario, debemos alentarnos y exhortarnos unos a otros con amor para la edificación mutua.

    Ocultar respuesta

  • 5a.

    ¿A qué “mandamiento” se refiere el versículo 5?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    En un sentido más estricto, este mandamiento se puede referir al encargo mencionado en el versículo 3. Pero en un sentido más amplio, la palabra se refiere a la suma de todos los mandamientos de Dios, entonces el versículo significa que el propósito de todas las enseñanzas cristianas es el amor.

    Ocultar respuesta

  • 5b.

    Explique el propósito de este mandamiento.

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Pablo quiere que la gente enseñe por amor, nacido de una buena conciencia y una fe sincera. No por motivos egoístas, sino por amor genuino basado en la verdad. Solo así puede llevar edificación a los oyentes.

    Ocultar respuesta

  • 6.

    ¿Qué es “buena conciencia”?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    La conciencia es la habilidad dada por Dios para discernir el bien y el mal (cf. Ro 2:15). Nos apremia a hacer el bien y nos condena cuando hacemos el mal (Jn 8:9; Hch 2:37). Sin embargo, si insistimos en hacer el mal, nuestra conciencia se puede cauterizar y contaminar (1 Ti 4:2; Tit 1:15). Pero una buena conciencia es aquella que no tiene ofensa contra Dios y es avivada por la palabra de Dios (Hch 24:16; cf. Heb 4:2-13)(1 Jn 3:21-22).

    Ocultar respuesta

  • 7.

    En esencia, ¿cuáles son los problemas de los falsos maestros?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Son ignorantes de lo que dicen o afirman. Son motivados por el egoísmo (7). Simplemente desean ser maestros, pero no tienen amor de un corazón puro, ni una buena conciencia, ni una fe sincera.

    Ocultar respuesta

  • 8a.

    Según Pablo, ¿cuál es el propósito de la ley?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    El propósito de la ley es condenar a los pecadores y sus obras de maldad  (9-10; Ro 3:20, 7:7).

    Ocultar respuesta

  • 8b.

    ¿Cómo los falsos maestros malinterpretaron el propósito de la ley?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Estos maestros en un esfuerzo por alcanzar posiciones de autoridad, imponen restricciones innecesarias a los creyentes (cf. 4:1-3). Aparentemente, están enseñando a los creyentes que necesitan obtener justicia a través de la ley.

    Ocultar respuesta

  • 1:12-17

    9.

    ¿Por qué razones agradece Pablo a Jesucristo?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Él agradece a Cristo Jesús por su salvación y por ponerlo en el ministerio aun siendo, [según él decía] el más grande de los pecadores.

    Ocultar respuesta

  • 10.

    ¿Cómo describe Pablo su pasado?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Un blasfemo, un perseguidor de los cristianos, un hombre insolente, el más grande de los pecadores.

    Ocultar respuesta

  • 11.

    ¿Por qué Pablo recuerda su propio pasado?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Mientras escribe sobre el ministerio que Cristo le ha encomendado (11), recuerda la inmensa gracia que ha recibido del Señor y brota de inmediato la gratitud de su corazón. Él quiere resaltar la abundante gracia de Cristo en su vida, debido a que no fue solo un incrédulo, sino también perseguidor de Cristo. Esta es una ilustración de la gracia, donde una persona totalmente indigna, considerado como el más grande de los pecadores, recibió la salvación y también la encomienda del ministerio.

    Ocultar respuesta

  • 12.

    Según Pablo, ¿cuál es el propósito de Dios al otorgarle su misericordia?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Pablo, el más grande de los pecadores, recibió misericordia para que en él Jesucristo mostrase toda su clemencia, como ejemplo a los que habrían de creer en Él para vida eterna (16).

    Ocultar respuesta

  • 13.

    ¿Cómo es relevante el testimonio de Pablo hoy?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Cristo está dispuesto a recibir y salvar a los pecadores hoy, así como aceptó a Pablo en el pasado. Nadie está tan sucio de pecado que Dios no pueda perdonarlo y recibirlo. El ejemplo de Pablo da aliento a los que dudan de que Dios pueda aceptarlos. También es un recordatorio para no juzgar a nadie basándose en su conducta ni sacar conclusiones de que cierta persona nunca recibirá la misericordia y la salvación de Dios.

    Ocultar respuesta

  • 14.

    Analice y medite en el himno del  versículo 17. ¿Qué motivó a Pablo a expresar esas palabras de alabanza?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Mientras Pablo relata su pasado pecaminoso y la misericordia del Señor, él se llena de gratitud y alabanza. Se siente conmovido al orar y exaltar a Dios en las alturas.

    Ocultar respuesta

  • 15.

    ¿Cómo es este párrafo un desafío a la doctrina de los falsos maestros?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Los falsos maestros enseñan la justificación por la ley. Pero el evangelio enseña que los pecadores no pueden alcanzar la salvación a través de buenas obras. Mientras que la ley condena a los pecadores, Jesucristo vino al mundo para salvarlos. La única forma de recibir vida eterna es acudir a Dios por su misericordia y creer en el Señor Jesucristo.

    Ocultar respuesta

  • 16.

    ¿Qué lecciones aprendemos de la forma en que Pablo se veía a sí mismo, de la gracia que había recibido y de su ministerio?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Pablo nunca se olvida que él es un pecador salvado por gracia. Reconocer ser el más grande de los pecadores. Debido a que él se reconoce indigno, siempre se siente profundamente conmovido por la misericordia y el amor de Dios. También entiende la necesidad de llevar el evangelio de salvación al mundo, dado que ese es el verdadero propósito por el que obtuvo tal misericordia. Por esto, él atesora el ministerio que le ha sido encomendado, y se siente motivado a realizar la comisión recibida. 

    De igual forma, estaríamos inspirados por el amor de Dios si nos diéramos cuenta de cuán miserables seríamos sin la salvación de Cristo y cuán indignos somos de obtener la misericordia de Dios. Si en verdad valoramos el maravilloso plan de salvación de Dios y entendemos que Dios nos ha escogido y confiado el ministerio del evangelio, es seguro entonces que dedicaremos nuestras vidas al ministerio.

    Ocultar respuesta

  • 1:18-20

    17.

    ¿Con qué compara Pablo la misión de Timoteo? Explique su respuesta.

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Pablo espera que Timoteo pelee la buena batalla. Timoteo debe pelear la batalla espiritual por la verdad, defendiendo la sana doctrina y combatiendo todas las falsas doctrinas.

    Ocultar respuesta

  • 18.

    ¿Cómo contrasta Pablo a Timoteo con los falsos maestros con quienes está luchando?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Timoteo estaba equipado con fe y buena conciencia, mientras que los falsos maestros como Himeneo y Alejandro se habían desviado de la buena conciencia. Por consiguiente, los falsos maestros propagaban falsas enseñanzas con motivo oculto para obtener beneficios personales y no necesariamente porque entendieran o creyeran lo que enseñaban (1 Ti 1:5-7, 2 Ti 2:16-18). 

    Toda nuestra predicación y servicio deben provenir de fe y buena conciencia, y no por ambiciones egoístas. Al buscar la verdad con sinceridad y por fe, al buscar la voluntad de Dios en vez de la alabanza de los hombres, conoceremos la verdad y tendremos una convicción profunda. Solo si enseñamos la verdad de Dios con tal entendimiento genuino y convicción, podremos ser verdaderos ministros de la palabra de Dios.

    Ocultar respuesta

  • 19.

    ¿Por qué el naufragio es una analogía adecuada para la condición de aquellos que han rechazado la fe y la buena conciencia?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Así como un naufragio destruye un barco y la deja inservible, el celo sin fe y una buena conciencia es destructivo para nuestra fe y nos hace inútiles ante los ojos de Dios.

    Ocultar respuesta