Contexto

En los últimos días de su ministerio, Jesús se concentró en preparar a sus discípulos para lo que había de venir. “Fíjense en las señales”, dijo. Habrá tribulación, falsos cristos y falsos profetas. Jesús prometió que vendría de nuevo. Un siervo de Dios debe permanecer fiel hasta ese día.

Versículo clave

(13:29, 33)

¿Sabía usted que...?

1. Templo (13:1): fue parte de la reconstrucción de Jerusalén hecha por Herodes el Grande, una maravilla arquitectónica. Se erigió una plataforma enorme sobre la brusca caída del terreno para ampliarlo a aproximadamente 302 por 457 metros. [ref] Fue sostenido por un muro de retención hecho de piedras masivas. Sobre la plataforma se asentaba el edificio del templo, los pórticos y los patios flanqueados por hermosas columnatas. El templo en sí, que no se completó completamente sino hasta el año 64 d. C., se construyó con grandes piedras blancas pulidas (algunas medían 14 metros de largo, 5 metros de alto y 7 metros de ancho) [ref] y estaban generosamente decoradas con oro.

2. “No quedará piedra sobre piedra que no sea derribada” (13:2): la profecía de Jesús se cumplió literalmente en el año 70 d. C., cuando Tito destruyó por completo Jerusalén y los edificios del templo. Las piedras fueron partidas para obtener el oro que se había derretido cuando el se incendió el templo. [ref]

3. Monte de los Olivos (13:3): una cadena de montañas que corre de norte a sur que se ubica directamente al este de Jerusalén. En la época de Jesús, era un lugar rico en olivos, pero luego fue dejado sin árboles. [ref] La montaña más alta se elevaba a unos 1040 metros de altura, lo que ofrecía una vista impresionante de la ciudad y del magnífico templo. [ref]

4. Dolores (13:8): la NTV (Nueva Traducción Viviente) traduce estocomo “dolores del parto”, que es una analogía queseusa con frecuencia para referirse al día en que el Señor mostrará supoder y ejercerá sujusticia (cf. 1 Ts 5:1-3; Is 13:6-11; Ap 12:1–2).

5. Concilios (13:9): el sistema judicial judío consistía en el Sanedrín (la Corte Suprema) y los tribunales menores, de los cuales había dos en Jerusalén y uno en cada ciudad de Palestina. [ref] Cada tribunal, que estaba constituido por ancianos judíos, tenía jurisdicción legal y autoridad religiosa para juzgar asuntos locales. [ref]

6. “En las sinagogas os azotarán” (13:9): las sinagogas se usaban no sólo para adorar a Dios y enseñar a la gente, sino también como un lugar de confinamiento antes de un juicio. [ref] A veces los judíos azotaban a los prisioneros hasta 40 veces. [ref] Jesús, sin embargo, sufrió una flagelación más severa en manos de los romanos (cf. Lección 23, ¿Sabía usted que…? 8).

7. “Abominación desoladora” (13:14): Jesús se estaba refiriendo a la profecía de Daniel (Mt 24:15): que el templo sería profanado (Dn 9:27, 12:11). Esto se cumplió cuando el templo fue destruido en el año 70 d. C. También podría referirse a la aparición del anticristo en el futuro (cf. Mc 13:5, 6, 1 Jn 2:18, 4:3).

8. Azotea (13:15): la gente solía relajarse en los techos planos, donde era agradable y fresco (cf. Lección 4, ¿Sabía usted que…? 1). [ref]

9. Capa (13:16): una prenda exterior que protegía contra el aíre frío de la noche. [ref] La advertencia de Jesús en este versículo hace eco de lo que les ordenó a los doce discípulos (cf. Mc 6:9).

10. Cuatro vientos (13:27): se refiere a los límites del mundo físico. Esta expresión se usa con mayor frecuencia en el contexto de la descripción de las obras poderosas del Señor (cf. Ez 37:9; Dn 11:4; Zac 2:6; Ap 7:1).

Esquema

  • Las señales antes del fin
  • Falsos cristos y falsos profetas
  • La segunda venida de Jesús
  • Velad y orad
  • Lecciones de la higuera
  • La inmediatez de las cosas por venir
  • Nadie sabe el día ni la hora

Análisis general

  • 1.

    ¿Cómo se mantiene al tanto de los eventos actuales? ¿Cómo beneficia este conocimiento su fe?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta
    (La respuesta está vacía)
    Ocultar respuesta

  • 2.

    ¿Cuál es la actitud correcta al interpretar las señales del fin?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Debemos estar conscientes de lo que sucede a nuestro alrededor. Las señales de guerras, hambrunas, terremotos y sufrimientos (las cuales predijo Jesús) nos recuerdan que el Señor Jesús vendrá pronto. Asimismo, las imágenes del libro de Apocalipsis sirven para alertarnos y para darnos esperanza. Sin embargo, no debemos estancarnos en el significado exacto y la fecha exacta en que ocurrirán los eventos. Aunque Jesús nos advierte acerca de las señales, también enfatiza que nadie sabe cuándo volverá el Señor.

    Ocultar respuesta

Análisis del segmento

  • 13:1-20

    1.

    ¿Cuáles fueron las dos preguntas de los discípulos (4)? Para ellos, ¿cuál era la pregunta más importante? ¿En qué orden respondió Jesús a sus preguntas? Para Jesús, ¿cuál era la pregunta más importante?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    “¿Cuándo serán estas cosas?” “¿Y qué señal habrá cuando todas estas cosas hayan de cumplirse?”

    Jesús respondió primero la segunda pregunta dando una descripción detallada de las señales. No contestó la primera pregunta (“¿cuándo?”) sino hasta el final de su discurso (28-37). Nadie sabe cuándo sucederán estas cosas. El tiempo no es importante. Lo que es importante es que estemos conscientes de las señales y que velemos y oremos.

    Ocultar respuesta

  • 2.

    Interrogue a una madre que ha experimentado los dolores de parto. ¿Por qué Jesús comparó las señales con el dolor del parto (8, NTV)?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    El dolor de parto que experimentan las madres varía según la persona. Algunas madres dan a luz apenas sienten dolor. Algunas madres sienten las contracciones iniciales, pero tienen tiempo para prepararse para ir al hospital. Algunas madres no sienten mucho dolor (al menos al principio). Pero lo que todas tienen en común es que eventualmente, cuando nace el bebé, sienten un inmenso dolor (si es que rechazan el epidural). Esto mismo sucederá antes del fin del mundo y de la venida del reino de Dios (Ap 12:1-5).

    La tribulación, como los dolores de parto, vendrá sin advertencias (1 Ts 5:13). Jesús también usa los dolores de parto como una analogía para describir los sufrimientos inminentes (Jn 16:20-22). Los dolores de parto vienen en fases sucesivas cada vez más intensas, lo que podría implicar que las señales del fin aparecerán con mayor frecuencia y el sufrimiento aumentará antes de que Jesús venga de nuevo. En este momento todo luce bien. El templo se erige bellamente en la ciudad y la gente sigue con sus vidas, trabajando y descansando. En el momento siguiente, hay un gran alboroto y nadie tiene tiempo para preparase. Esto es algo cierto. No obstante, ninguna señal en particular o ningún grupo de señales en general podrá decirnos con certeza que Jesús vendrá mañana o la semana próxima o el año que viene.

    Ocultar respuesta

  • 3.

    Enumere la secuencia de señales registradas en los versículos 5-23. Para cada señal, si ya ha sucedido o está sucediendo ahora, explique cómo. Si aún no ha sucedido, explique cómo sucederá en el futuro.

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Falsos cristos y falsos profetas (6, 21-22)

    Guerras y rumores de guerras (7-8)

    Terremotos (8)

    Hambrunas (8)

    Los discípulos serán juzgados y azotados (9,11)

    El evangelio será predicado a todas las naciones (10)

    El Espíritu Santo hablará a través de los discípulos (11)

    Los discípulos serán traicionados y odiados (12-13)

    Aparición de la “abominación desoladora” (14-20)

    Ocultar respuesta

  • 4.

    Explique el versículo 12. ¿Por qué los miembros de una familia se traicionarán los unos a los otros?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    La declaración de Jesús debe leerse en el contexto de 9-13. Él estaba describiendo lo que sucedería antes de que el evangelio llegue a todas las naciones. A causa del evangelio, los discípulos serán arrestados, juzgados y azotados. Por causa de Jesús, seremos odiados por aquellos que lo niegan, incluso por nuestra propia familia (Mt 10:36). Pero el Espíritu Santo estará con nosotros (Mc 13:11; Jn 16:13). La predicción de Jesús se ha probado certera en la historia de la iglesia y en el testimonio de muchos creyentes cuyos familiares no creen en Jesús.

    Ocultar respuesta

  • 5.

    ¿Qué es lo que deberíamos, los lectores, entender sobre la “abominación desoladora” (14)?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    La expresión “el que lee, entienda” enfatiza que debemos interpretar correctamente lo que vemos. Así como habrá muchos falsos cristos y falsos profetas, habrá falsas alarmas que tratarán de engañarnos. Debemos pedirle a Dios que nos dé sabiduría espiritual para reconocer la “abominación” cuando verdaderamente aparezca y no caer en la trampa del engaño.

    Ocultar respuesta

  • 6a.

    ¿De qué manera la descripción de los versículos 14-17 añaden al impacto de la advertencia que da Jesús?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Añade un sentido de peligro y urgencia. La tribulación vendrá cuando menos lo espera la gente. Vendrá mientras la gente lleve a cabo la rutina de su vida diaria. Vendrá tan súbitamente que el mejor plan de acción será abandonarlo todo y huir.

    Ocultar respuesta

  • 6b.

    ¿Qué significa “huyan a los montes” (14)?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Jesús nos advierte que lo dejemos todo y que huyamos. Es por eso que las mujeres embarazadas y las madres lactantes sufrirán más en el caos porque llevan cargas más grandes. Jesús nos enseña que no debemos amar al mundo (Mc 13:15-16, 1 Ti 6:6-10). Debemos estar listos para abandonar lo que tenemos y buscar refugio en el Señor.

    Ocultar respuesta

  • 7.

    ¿Cómo podemos prepararnos para la tribulación venidera?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    No preocuparnos por cuándo vendrá. Velar y orar (33), cumplir con los deberes que nos encargó Dios (34) y permanecer fiel al Señor (13, Ap 3:10). Dios nos dará la sabiduría para reconocer las señales y saber qué hacer cuando estas ocurran.

    Ocultar respuesta

  • 13:21-23

    8a.

    Dé ejemplos de falsos cristos y falsos profetas.

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Tienen la apariencia de Cristo pero hablan las palabras del diablo (2 Co 11:13-14; Ap 13:11). Diversas enseñanzas falsas han surgido desde el inicio de la iglesia apostólica. Algunos predicaban que la única forma de ser salvo era llevar una vida ascética (Col 2:20-23). Algunos decían que no había resurrección de los muertos (1 Co 15:12). Algunos predicaban un Jesús diferente y un evangelio distinto (2 Co 11:4; Gl 1:6-9; 1 Jn 2:22). Algunos incluso realizaban señales y milagros (22).

    Ocultar respuesta

  • 8b.

    ¿Cómo engañan los falsos cristos y falsos profetas?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Proclaman ser el Cristo (6); apuntan a la gente a un cristo falso (Mc 13:21; Ap 13:11-12); realizan señales y milagros (22).

    Ocultar respuesta

  • 8c.

    ¿Cómo podemos protegernos contra los falsos cristos y falsos profetas?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Hoy, el diablo continúa enviando falsos cristos y falsos profetas para engañar a los creyentes. Algunos provienen de fuera de la iglesia. Algunos provienen de dentro de la iglesia. Debemos discernirlos a través del Espíritu Santo y la palabra de Dios (Gl 1:6-9; 1 Jn 4:1-6). Si ellos no predican o no siguen las enseñanzas que se les fue dada a los apóstoles, no debemos escucharlos.

    Ocultar respuesta

  • 13:24-27

    9.

    Enumere las señales de la segunda venida del Señor registradas en los versículos 24-27.

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    El sol y la luna se oscurecerán; las estrellas caerán del cielo; las potencias que están en los cielos serán conmovidas; Jesús vendrá en las nubes con gran poder y gloria; los ángeles juntarán a los escogidos de los cuatro vientos.

    Ocultar respuesta

  • 10a.

    ¿Cuándo vendrá Jesús de nuevo?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Nadie sabe cuándo Jesús vendrá de nuevo (32). Una pregunta más importante es: “¿Por qué Jesús vendrá de nuevo?”.

    Ocultar respuesta

  • 10b.

    ¿Por qué Jesús vendrá de nuevo?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Para acortar la tribulación (20); para juntar a sus escogidos (27); para redimir (Lc 21:28); para juzgar (Ap 20:11-15).

    Ocultar respuesta

  • 11.

    ¿Qué siente cuando piensa en la segunda venida del Señor? ¿Por qué?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta
    (La respuesta está vacía)
    Ocultar respuesta

  • 12.

    En vista del hecho de que el mundo terminará, ¿cuáles son sus planes y objetivos?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta
    (La respuesta está vacía)
    Ocultar respuesta

  • 13:28-37

    13.

    ¿A quién se refiere con “esta generación” (30)?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta
    1. Se refiere a la gente de la época de Jesús. Si este es el caso, entonces “todo esto” podría significar las cosas que preceden a la venida de Cristo (5-23). Los contemporáneos de Jesús experimentarían todo lo que Jesús estaba prediciendo, aunque las generaciones posteriores también continuarían experimentándolos hasta el retorno de Cristo.
    2. “Esta generación” también podría referirse a la raza humana que pasará cuando aparezca un nuevo cielo y una nueva tierra (2 P 3:12-13).
    Ocultar respuesta

  • 14a.

    ¿Cuántas veces mencionó Jesús que nadie sabe cuándo llegará aquel día o aquella hora?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Tres veces (dos en el versículo 32, una en el versículo 35).

    Ocultar respuesta

  • 14b.

    ¿Por qué ni siquiera Jesús (“el Hijo”) sabe el día o la hora (32)?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Jesús estaba haciendo énfasis en la supremacía de Dios. Él estaba hablando como uno de los siervos que fueron puestos a cargo de la casa (34). Como hombre, Él era como cualquiera de nosotros y no conocía el calendario del Padre.

    Ocultar respuesta

  • 14c.

    ¿Por qué Dios no nos revela el tiempo? ¿Cuál es el riesgo en tratar de calcular el tiempo exacto del fin del mundo?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    El momento exacto del fin del mundo es irrelevante para nuestra fe. Debemos estar listos en todo momento. Muchas personas afirman saber la hora exacta del fin del mundo. Estas “sectas del día final” engañan a la gente a renunciar a sus vidas por una advertencia falsa. En la iglesia, debemos ser cuidadosos con las visiones y profecías que señalan un año o una fecha específica de cuándo vendrá Jesús. Jesús nos recuerda que “no sabéis cuándo vendrá el señor de la casa; si al anochecer, a la medianoche, al canto del gallo o a la mañana” (35). Debemos velar y orar para que nuestro Señor no nos encuentre dormidos cuando venga (36).

    Ocultar respuesta

  • 15.

    ¿Qué lección podemos aprender de la higuera que brota hojas en verano?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Una higuera que brota hojas es una señal certera de la llegada del verano (cf. Lección 18, ¿Sabía usted que…? 7). Asimismo, las señales de las que Jesús habló nos dirán que su segunda venida está cada vez más cerca. Cuando llegue el momento, Jesús vendrá para cumplir su promesa de llevarnos al reino celestial.

    Ocultar respuesta

  • 16.

    ¿Por qué Jesús enfatizó que sus palabras no pasarán (31)?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Él estaba enfatizando la certeza de sus predicciones. Habrá cambios drásticos y caos en el mundo. Falsos cristos y falsos profetas tratarán de engañarnos. Pero las palabras de Cristo siempre serán verdad. Él siempre es el mismo. Mientras velamos, oramos y esperamos que Jesús regrese, debemos recordar sus promesas y advertencias.

    Ocultar respuesta

  • 17.

    ¿Qué representa cada uno de los siguientes en la parábola (34-36)? a. El dueño de la casa (Mc 12:1; Mt 25:14); b. La casa (1 Ti 3:15; Ef 2:19; Heb 10:21); c. Los siervos (1 P 2:16; 2 Co 4:5); d. El portero (Ez 33:6; Jer 6:17; Jn 10:3)

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    a. El dueño de la casa: el Señor Jesús.

    b. La casa: la iglesia, la casa de Dios.

    c. Los siervos: los creyentes, los miembros de la iglesia, los obreros de Dios.

    d. El portero: profetas, ministros, predicadores.

    Ocultar respuesta

  • 18.

    Explique esta parábola.

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Dios nos ha dado autoridad en el mundo para trabajar para Él (1 Co 4:1-2). Dios nos ha asignado diferentes tareas. A algunos se nos asignó la tarea de porteros o atalayas, cuyo deber principal es comunicar el mensaje de Dios. Es por eso que los líderes espirituales de la iglesia deben estar especialmente alertas. Además, toda la iglesia debe velar, orar y esperar que el Señor regrese.

    Ocultar respuesta

  • 19.

    Compare la parábola en los versículos 34-46 con las tres parábolas en Mateo 25:1-13, 45-51 y 25:14-30.

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Cada una de estas parábolas nos muestra las diferentes cosas que debemos hacer mientras esperamos la segunda venida de Jesús. Marcos 13:34-36 nos recuerda cumplir con las tareas que nos fueron asignadas (1 Co 3:8, 12:4-6). Mateo 24:45-51 nos enseña cómo ser un líder que cuida de la casa de Dios (“dé el alimento a tiempo” [Mt 24:45]). La parábola de las diez vírgenes (Mt 25:1-13) nos enseña a estar llenos del Espíritu Santo y tener cualidades espirituales (aceite en la lámpara) en caso de que el señor se demore. La parábola de los talentos (Mt 25:14-30) nos enseña a usar los talentos que Dios nos ha dado para servirlo lo mejor que podamos. Las lecciones pueden ser sintetizadas como: “Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor… para que cuando venga de repente, no os halle durmiendo” (Mt 24:42; Mc 13:36).

    Ocultar respuesta