Contexto

Después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, Jesús fue tentado por el Satanás y venció. Luego regresó a Galilea, donde había crecido, y dio comienzo a su ministerio público. Iba de ciudad en ciudad enseñando en las sinagogas y sanando enfermos. La gente se maravillaba de su autoridad. Sin embargo, a pesar del gran impacto que tuvo sus palabras y su trabajo en la gente, Jesús ya había comenzado a experimentar un rechazo intenso desde el principio de su ministerio.

Versículo clave

(4:43)

¿Sabía usted que...?

1. Sinagogas (4:15): (griego helenístico, sunagoge, “reunión de personas”, “una congregación”, “un lugar de oración”, Hch 16:13) […] Dado que sólo una pequeña proporción de personas podía llegar a ser apta para el estudio de la ley bajo la instrucción de los escribas y dado que era deseable que todos tuvieran al menos un conocimiento elemental de la misma, la costumbre de leer las Escrituras en las sinagogas en los sábados fue creciendo en la época postexílica. [ref]
2.El año agradable del Señor (4:19): no se refiere a un cierto año calendario, sino al período en que se proclamaría la salvación: la era mesiánica. La cita de Isaías 61:1-2 alude al “año de jubileo” (Lv 25:8-55), cuando una vez cada cincuenta años se liberaba a los esclavos, se perdonaban las deudas y se devolvían los bienes ancestrales a la familia original. [ref]
3. Se sentó (4:20): era costumbre permanecer de pie mientras se leían las Escrituras (v. 16), pero sentarse cuando se enseñaba (véase Mt 5:1, 26:55; Jn 8:2; Hch 16:13). [ref]
4. Capernaúm (4:23, 31): uno de los territorios asignados a las tribus de Zabulón y Neftalí. Se encuentra en el extremo norte del mar de Galilea.

5. Sidón (4:26): una de las ciudades fenicias más antiguas, situada a lo largo del Mediterráneo.
6. Al ponerse el sol (4:40): el sábado (v. 31) terminaba con la puesta del sol (aprox. 6:00 p.m.). De acuerdo a la tradición de los ancianos, antes de que termine el sábado, los judíos no podían viajar más de 1 kilómetro ni llevar cargas. Sólo después de la puesta del sol podían llevar los enfermos a Jesús. Su ansiedad se veía por el hecho de que se pusieron en marcha mientras el sol aún se estaba poniendo. [ref]

Esquema

  • Regresar a Galilea y predicar en Nazaret
  • Predicar en Capernaúm
  • Predicar y sanar al endemoniado
  • Sanar a la suegra de Pedro
  • Sanar a la multitud
  • Predicar en otras ciudades de Galilea

Análisis general

  • 1.

    Fíjese en todas las referencias al efecto de las palabras y la predicación de Jesús.

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Vea los versículos 18, 19, 22, 32, 35, 36, 39, 41, 43.

    Ocultar respuesta

  • 2.

    ¿Cómo se cumplió la profecía mesiánica de Deuteronomio 18:18 en este relato?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    El énfasis que este pasaje pone en la predicación de Jesús muestra que Él era el Profeta que Moisés había predicho. Jesús incluso declaró explícitamente que Él era el cumplimiento de la profecía de Isaías, la cual hacía énfasis en el rol profético del Mesías (nótese que las palabras “Espíritu”, “ungido”, “enviado”, “dar buenas nuevas” y “pregonar” son expresiones que se usaban para describir los ministerios de los profetas del Antiguo Testamento).

    Ocultar respuesta

Análisis del segmento

  • 4:14-30

    1.

    ¿Cómo respondió la gente, inicialmente, al mensaje de Jesús?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Vea el versículo 15.

    Ocultar respuesta

  • 2a.

    Basándose en las palabras de Isaías (18-19), explique el efecto del ministerio de Jesús y el de nuestra predicación.

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Que el evangelio es predicado a los pobres significa que éste dará abundancia espiritual a quienes buscan a Dios con humildad (Mt 5:3, 6). Que el evangelio sana a los quebrantados de corazón quiere decir que el amor y el perdón del Señor restaurarían a los que están desesperados y angustiados (Mt 12:20; Sal 51:17). Que el evangelio da libertad significa que éste nos liberará del poder del pecado (Ro 8:1-4, 1 Ti 1:15). Que los ciegos recuperan la vista se refiere no sólo a la sanación física sino también a la restauración de la vista espiritual (1 Co 2:10-16, 2 Co 4:4-6).

    Ocultar respuesta

  • 2b.

    ¿Ha experimentado usted estos efectos del evangelio en su vida?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta
    (La respuesta está vacía)
    Ocultar respuesta

  • 2c.

    ¿Por medio de qué el que predica el evangelio puede provocar estos efectos en la gente que lo escucha?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Así como los sacerdotes y los profetas tenían que ser ungidos antes de llevar a cabo su misión, un predicador debe recibir la unción del Espíritu de Dios para proclamar el evangelio de Dios. Dios envía y da poder a sus obreros a través del Espíritu Santo para que su trabajo sea llevado a cabo con poder y autoridad espirituales (Hch 1:8). Podemos ver este tipo de unción en Jesús (Lc 4:14).

    Ocultar respuesta

  • 3.

    ¿Cuál fue la reacción de la gente luego de que Jesús habló de la profecía de Isaías? ¿Por qué reaccionaron de esta manera?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Su asombro pudo haberse debido a dos cosas: 1) estaban asombrados de que el hijo de un carpintero, a quien ellos conocían bien, pudiera decir algo tan sabio y poderoso; 2) estaban asombrados de que Jesús, que creían que era un hombre ordinario de su propio pueblo, clamara ser el cumplimiento de la profecía mesiánica de Isaías.

    Ocultar respuesta

  • 4a.

    Si Jesús ya sabía que la gente de su ciudad lo rechazaría, ¿por qué aun así les predicó?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Tal como profetizó Simeón muchos años antes, Jesús “está puesto para caída y para levantamiento de muchos en Israel, y para señal que será contradicha… para que sean revelados los pensamientos de muchos corazones” (Lc 2:34-35). Por un lado, Jesús predicaba para salvar a los que lo aceptarían. Por otro, Jesús lo hacía para revelar la obstinación de los incrédulos (Jn 12:48).

    Ocultar respuesta

  • 4b.

    ¿Qué lección podemos aprender sobre el acto de predicar?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta
    (La respuesta está vacía)
    Ocultar respuesta

  • 5a.

    ¿Qué quiso decir Jesús con el refrán del versículo 23?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    La gente de Nazaret, que había escuchado hablar de las obras milagrosas que Jesús había hecho en Capernaúm, le exigirá que se probara a sí mismo en su propia ciudad. En otras palabras, ellos no creían que Jesús, el hijo de José, pudiera haber hecho todas esas cosas.

    Ocultar respuesta

  • 5b.

    ¿Qué quiso decir Jesús en los versículos 25-27?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Dios no tiene la obligación de mostrar favores especiales a su pueblo, pero tiene la libertad de dar su gracia a los gentiles. Asimismo, las bendiciones del evangelio serían dadas a personas que no son del pueblo de Jesús a razón de su incredulidad.

    Ocultar respuesta

  • 5c.

    ¿Cuál fue la reacción de la gente ante estas palabras? ¿Por qué reaccionaron de esta manera? ¿Qué nos dice su reacción sobre ellos?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Su ira se debía a su indignación. Las palabras de Jesús señalaron que aunque ellos pensaban que estaban rechazando a Jesús, en realidad estaban siendo rechazados por Dios. Así como fue el orgullo lo que les impidió creer en Jesús, también fue el orgullo lo que los incitó a matarlo.

    Ocultar respuesta

  • 6.

    ¿Qué milagro sucedió después?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta
    (La respuesta está vacía)
    Ocultar respuesta

  • 4:31-37

    7.

    ¿Qué tipo de autoridad tenían las palabras de Jesús que asombraba a la gente? (32)

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    A diferencia de los maestros de la ley, cuya autoridad derivaba de las tradiciones de los hombres y las opiniones de sus predecesores, Jesús, siendo el Hijo de Dios, era la autoridad detrás de sus propias palabras. Por ejemplo, en Mateo capítulo 5, Jesús usó repetidamente la expresión “pero yo os digo…” para contrastar las enseñanzas tradicionales con los principios nuevos que Él estaba estableciendo.

    Ocultar respuesta

  • 8a.

    ¿Cómo sanó Jesús al hombre endemoniado?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta
    (La respuesta está vacía)
    Ocultar respuesta

  • 8b.

    ¿Cómo se relaciona esta historia con la profecía mesiánica de la sección anterior (18-19)?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta
    (La respuesta está vacía)
    Ocultar respuesta

  • 8c.

    ¿Cuál fue la reacción de la gente y el efecto resultante de la sanación?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta
    (La respuesta está vacía)
    Ocultar respuesta

  • 4:38-41

    9.

    El versículo 38 menciona que la familia de Simón desempeñó un papel importante. ¿Cuál fue ese papel? ¿Qué nos enseña esto?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta
    (La respuesta está vacía)
    Ocultar respuesta

  • 10.

    ¿Qué hizo la suegra de Simón luego de ser sanada? ¿Qué podemos aprender de ella?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta
    (La respuesta está vacía)
    Ocultar respuesta

  • 11.

    ¿Cómo sanó Jesús a la multitud? ¿Qué podemos aprender de Él?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta
    (La respuesta está vacía)
    Ocultar respuesta

  • 12.

    ¿Por qué cree usted que la gente esperó hasta la puesta del sol para llevar a los enfermos a Jesús?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Las regulaciones rabínicas les prohibían llevar a los enfermos para ser sanados en sábado (cf. 13:14). Este detalle muestra la desesperación que tenía la gente de ser sanada y la ironía de la prohibición de hacer el bien en sábado.

    Ocultar respuesta

  • 4:42-44

    13a.

    ¿Qué hizo Jesús después de sanar a la multitud? ¿Por qué?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Marcos 1:35 dice que Jesús “salió y se fue a un lugar desierto” para orar. Jesús necesitaba pasar tiempo a solas con el Padre celestial para concentrarse en su relación con Él y recibir la fuerza espiritual que necesitaba.

    Ocultar respuesta

  • 13b.

    ¿Cómo puede usted retirarse a un lugar desierto en medio de sus múltiples obligaciones?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta
    (La respuesta está vacía)
    Ocultar respuesta

  • 14a.

    ¿Por qué la gente trató de impedir que Jesús se fuera?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Porque querían que las bendiciones que traía el ministerio de Jesús estuvieran siempre con ellos, en especial, la sanación.

    Ocultar respuesta

  • 14b.

    ¿Qué significa lo que Jesús dijo en el versículo 43? ¿Qué nos dice esto sobre la prioridad del ministerio de Jesús?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Las expresiones “es necesario” y “para esto” señalan el sentido de misión que tenía Jesús. Aunque sanar era importante, este no era el propósito principal del ministerio de Jesús. Él también debía llevar el evangelio del reino a otras ciudades para que más personas pudieran creer en Él y ser salvas.

    Ocultar respuesta