Contexto

En las dos lecciones anteriores vimos cómo Jesús entrenaba a los discípulos por medio de palabras y acciones. En esta lección, el entrenamiento se vuelve cada vez más específico. Jesús les dejó a los discípulos participar en su trabajo al mismo tiempo que les enseñaba lecciones sobre el discipulado. El objetivo es para que los discípulos pudieran reconocer la misión y la identidad de Cristo, así como darse cuenta de sus propios roles en el ministerio.

Versículo clave

(9:20, 9:35)

¿Sabía usted que...?

1. “Sacudid el polvo de vuestros pies” (9:5): con este gesto simbólico, los discípulos demostrarían que no tenían parte en los pecados de aquellos que rechazaban el evangelio.
2. Herodes, el tetrarca (9:7): conocido como Hedores Antipas, hijo menor de Herodes y Maltace, quien heredó las porciones de Galilea y Perea del reino de su padre… Fue el hijo más hábil de Herodes y, al igual que su padre, fue un gran constructor. Construyó la ciudad de Tiberíades junto al lago de Galilea (22 d.C.), nombrándola en honor al emperador Tiberio. Se casó con la hija de Aretas IV, rey de los nabateos (q.v.), pero luego se divorció de ella para casarse con Herodías (q.v.), esposa de su medio-hermano, Herodes Filipo. [ref]
3. Betsaida (9:10): situada en la orilla nordeste del mar de Galilea. Herodes Filipo, el tetrarca, reconstruyó esta ciudad y la llamó “Julias”, en honor a Julia, la hija de César Augusto. [ref]
4. El Cristo (9:20), o “el Mesías” en hebreo, significa “el ungido”.

Esquema

  • La misión de los doce
  • La perplejidad de Herodes
  • Alimentación de los cinco mil
  • La identidad, el sufrimiento y la gloria de Cristo
  • La confesión de Pedro
  • Predicción sobre el sufrimiento, la muerte y la resurrección
  • Perder la vida a causa de Cristo
  • La transfiguración
  • Jesús sana a un muchacho endemoniado
  • Dos casos de rivalidad

Análisis general

  • 1.

    ¿Qué tipo de entrenamiento recibieron los discípulos en cada uno de estos eventos? a) Al ser enviados (1-6); b) Alimentación de los cinco mil (11-17); c) La transfiguración (28-36).

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta
    (La respuesta está vacía)
    Ocultar respuesta

Análisis del segmento

  • 9:1-6

    1.

    ¿Cuáles son las dos misiones de los discípulos?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Vea los versículos 2 y 6.

    Ocultar respuesta

  • 2.

    ¿Cómo equipó Jesús a los apóstoles? ¿Qué podemos aprender de esto sobre nuestro ministerio?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Jesús les dio poder y autoridad (1). También les dio instrucciones sobre cómo llevar a cabo su ministerio (3-5).

    Como mensajeros del evangelio, no podemos confiar en nuestra propia fuerza o elocuencia, sino que necesitamos recibir poder, autoridad e instrucciones del que nos envía para llevar a cabo nuestra misión con éxito. Debemos pedir por señales y milagros para confirmar el mensaje que predicamos (cf. Mc 16:19-20). También debemos aprender a someternos a la guía e instrucción del Señor en todo lo que hacemos.

    Ocultar respuesta

  • 3.

    En su opinión, ¿por qué los apóstoles fueron instruidos a no llevar nada para el viaje?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Los trabajadores de Dios tienen derecho a la hospitalidad de las personas a quienes ministran (10:7). En vez de sobrecargarse con excesivas posesiones, los predicadores tienen que llevar una vida simple y aprender a depender de la provisión diaria de Dios a través de la hospitalidad de los creyentes.

    Ocultar respuesta

  • 9:7-9

    4.

    ¿Cómo encaja este párrafo en el contexto del pasaje entero?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    La clave de este párrafo está en la pregunta que hizo Herodes: “¿Quién, pues, es este de quien oigo tales cosas?” (9). Esta pregunta introduce el tema de la identidad de Jesús, el cual se retoma en el versículo 18.

    Ocultar respuesta

  • 9:10-17

    5.

    Observe la interacción entre Jesús y los discípulos en esta historia. ¿Qué función quería Jesús que asumieran?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Jesús involucró a los discípulos en cada paso de este milagro (13-16). Les asignó la responsabilidad de alimentar a la multitud como parte de su ministerio a la gente. De este milagro, los discípulos aprendieron lecciones sobre el servicio responsable, la dependencia en Dios y la maravillosa provisión de Cristo.

    Ocultar respuesta

  • 6.

    ¿Cuál es el significado detrás de las acciones de Jesús en el versículo 16?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    La acción de levantar los ojos al cielo nos enseña que el poder y las bendiciones de nuestro ministerio vienen de Dios. Darles el pan a los discípulos para que lo pusieran delante de la gente podría ser simbólico de la comisión que recibieron los discípulos de ministrar a la gente.

    Ocultar respuesta

  • 7.

    Compare los cinco panes y dos peces con las doce cestas de pedazos que sobraron. ¿Qué podemos aprender aquí acerca de la provisión de Dios en nuestro ministerio?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Si Dios bendice nuestro trabajo, incluso los recursos limitados pueden resultar en una abundancia desbordante que va más allá de nuestras expectativas (Ef 3:20).

    Ocultar respuesta

  • 9:18-27

    8a.

    Compare las dos preguntas que hizo Jesús en los versículos 18 y 20, respectivamente. ¿Por qué hizo Jesús esta distinción?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Si bien la gente tenía diversas opiniones sobre la identidad de Jesús, Él no quería que sus seguidores tuvieran sólo un conocimiento de segunda mano y se dejaran llevar por la opinión popular. Como discípulos, ellos debían tener un conocimiento personal y convicción en el Señor para poder seguirlo hasta el final.

    Ocultar respuesta

  • 8b.

    ¿Realmente sabe usted quién es Jesús? ¿Por qué lo sigue?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta
    (La respuesta está vacía)
    Ocultar respuesta

  • 9.

    ¿Cuál es el significado de “el Cristo de Dios”?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Literalmente significa “el ungido de Dios”. En otras palabras, Jesús fue enviado por Dios con una misión especial. Este término hace referencia a la realeza de Jesús como el cumplimiento de las promesas mesiánicas (Sal 2:2; Is 9:6-7, 11:1-16; Lc 1:32).

    Ocultar respuesta

  • 10.

    ¿Por qué Jesús les ordenó a los discípulos no decir nada sobre su identidad?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    En ese momento, la gente tenía una falsa expectativa de lo que sería el Mesías. Decir que Jesús era el Mesías en este momento sólo causaría más confusión en la gente o incluso obstaculizaría el ministerio. Los discípulos recibieron la orden de predicar de que Jesús era el Cristo sólo después de la resurrección de Jesús (Mt 17:9). Jesús no quería que la gente creyera en Él porque esperaban que fuera un héroe nacional, sino a través de la fe, el arrepentimiento y la obediencia. Otra posible razón para ocultar su identidad es que si se proclamaba que Jesús era el Mesías por todas partes, atraerían una intensa oposición de forma prematura.

    Ocultar respuesta

  • 11.

    Explique los siguientes términos sobre el discipulado y aplíquelos a su diario caminar con el Señor: a) . “Niéguese a sí mismo”; b) “Tome su cruz cada día”; c) “Sígame”; d) Salvar y perder la vida.

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    a. “Niéguese a sí mismo”: renunciar a la voluntad y los deseos propios.

    b. “Tome su cruz cada día”: el hombre condenado a crucifixión era forzado a tomar su cruz. Esta orden significa estar preparado para sufrir y morir por Cristo. Implica hacer morir a la naturaleza pecaminosa (Ro 8:13; Gl 5:24; 6:14).

    c. “Sígame”: seguir los pasos de Cristo, haciendo lo que Él haría (1 P 2:21; Jn 12:26, 1 Co 11:1; 1 Jn 2:6).

    d. Salvar y perder la vida: la primera “vida” se refiere a las cosas de este mundo, es decir, andar según nuestros deseos (1 Jn 2:15-17). La segunda “vida” se refiere a la gloria y vida espiritual o eterna que recibiremos (26, 27). No podremos tener vida eterna a menos que neguemos nuestra propia voluntad y sigamos la voluntad de Dios en nuestras vidas.

    Ocultar respuesta

  • 12a.

    ¿Qué tipo de seguidores se avergüenzan de Cristo y de sus palabras?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Aquellos que no tienen el coraje para vivir conforme a las enseñanzas de Cristo debido a la presión de los valores y las opiniones seculares.

    Ocultar respuesta

  • 12b.

    ¿Alguna vez ha sentido vergüenza de Cristo y de sus palabras? ¿Por qué?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta
    (La respuesta está vacía)
    Ocultar respuesta

  • 13.

    ¿A qué se estaba refiriendo Jesús en el versículo 27?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Según Jesús, algunas personas de su generación vivirían para ver el reino de Dios. De todas las interpretaciones que existen de este versículo, dos son las más plausibles. La primera dice que la venida del reino de Dios se refiere a la transfiguración, que tendría lugar seis días después de esta predicción (17:1ss). Durante la transfiguración, los discípulos vieron la gloria de Cristo y el tema de la conversación entre Jesús, Moisés y Elías era la gloria que se alcanzaría a través del sufrimiento (Lc 9:31). La segunda interpretación, que tiene que ver con la primera, dice que esta predicción se refiere a la poderosa obra del Espíritu Santo en la iglesia luego de la ascensión de Jesús. El reino de Dios se manifestó en la iglesia a través de poderosas predicaciones, gran número de conversos, señales y milagros.

    Ocultar respuesta

  • 9:28-36

    14.

    ¿Qué significaba la aparición de Moisés y Elías?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Su aparición nos dice quién era Jesús. Ambos fueron grandes profetas y obreros poderosos del Antiguo Testamento. Moisés representaba la ley mientras que Elías, los profetas. Jesús vino a cumplir la ley y los profetas (Mt 5:17, 11:12-13). La transfiguración nos enseña que Jesús, siendo más grande que Moisés y Elías, era Aquel a quien todos los profetas habían estado esperando.

    Ocultar respuesta

  • 15.

    ¿De qué tema hablaron Jesús, Moisés y Elías? ¿Por qué?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Hablaron de la partida que Jesús iba a cumplir en Jerusalén. Este tema recalca el propósito de la misión de Jesús (tema central de Lucas): morir en la cruz para cumplir la salvación. También aclara aún más el rol de Jesús como el Mesías sufriente.

    Ocultar respuesta

  • 16.

    ¿Por qué lo que dijo Pedro en el versículo 33 era inapropiado?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Porque Pedro trató de evitar que Moisés y Elías se fueran cuando éstos ya se estaban alejando de Jesús (33). Pedro no se dio cuenta de que era al Señor Jesús a quien ellos debían mirar y oír (35). La aparición de Moisés y Elías fue sólo para confirmar que Jesús era el Cristo y el Hijo amado de Dios. Sólo Cristo merece nuestra atención y gloria. Ese fue el mensaje final de la experiencia de la transfiguración: “Jesús se encontraba solo” (36). El deseo de Pedro de permanecer en la montaña también era algo inapropiado porque el Señor no tenía la intención de quedarse en la montaña. Él tenía que seguir con su misión y sufrir para alcanzar la gloria. Asimismo, los discípulos también debían sufrir por el reino antes de recibir la gloria venidera.

    Ocultar respuesta

  • 17.

    Explique el significado de la voz en el versículo 35.

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Jesús es el Hijo amado de Dios, que vino a hacer la voluntad del Padre. El ministerio y el sacrificio del Señor eran de total agrado a Dios (Jn 8:29; Heb 10:5-10). Estas palabras también recuerdan la profecía de Moisés sobre el Mesías (Dt 18:15). El Señor Jesús fue enviado por Dios; sus palabras son las palabras de Dios. No seremos tomados por inocentes si ignoramos su solemne mensaje (Heb 2:3-4). Pero si escuchamos su voz y obedecemos, tendremos vida.

    Ocultar respuesta

  • 18.

    ¿Cuál era el propósito de la transfiguración?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    1) Para confirmar que Jesús era el Cristo de quien los profetas del pasado habían hablado. 2) Para hacerles entender a los discípulos que Cristo tenía que padecer y morir antes de recibir gloria. 3) Para darles a los discípulos una vista preliminar de la gloria del Hijo del hombre, con el fin de que sepan con certeza que los seguidores de Cristo recibirán recompensa en aquel día (24-27; Mt 16:27). Esta experiencia dejó una profunda impresión en los tres apóstoles. Pedro incluso mencionó esta experiencia en su vejez cuando daba testimonio a los creyentes sobre la segunda venida del Señor (2 P 1:16-18).

    Ocultar respuesta

  • 9:37-45

    19.

    ¿Qué quiso decir Jesús en el versículo 41?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Si tenemos en cuenta el mismo pasaje en Marcos (Mr. 9:14-29), entenderemos que el padre del muchacho estaba desesperado y probablemente había perdido su fe en Dios al ver que los discípulos no podían expulsar al demonio. Además de la angustia que sentían el padre y los discípulos, los escribas que estaban presentes discutieron con los discípulos, probablemente para desacreditar a Jesús (Mc 9:14). Así que lo que dijo Jesús en el versículo 41 probablemente fue dirigido al padre, a los discípulos y a los escribas. También es posible que Jesús estuviera expresando su dolor por la gente en general, al ver que el sufrimiento causado por el demonio y la incapacidad de los hombres de hacer algo fue por causa de la falta de fe.

    Ocultar respuesta

  • 20.

    ¿Por qué Jesús predijo nuevamente sobre el sufrimiento que padecería mientras la gente estaba asombrada por el milagro?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Al haber presenciado la trasfiguración y la sanación del muchacho, a los discípulos les era difícil imaginar que Jesús tendría que sufrir y morir en un futuro no muy lejano. Por lo tanto, Jesús les recordó de nuevo, con palabras muy solemnes, sobre la inminente traición que padecería con el fin de enfocar su atención en su verdadera identidad y misión. De esta manera, cuando todas estas cosas acontezcan de acuerdo a lo predicho, los discípulos pueden recordarlas y entender completamente el propósito del ministerio de Cristo.

    Ocultar respuesta

  • 9:46-50

    21.

    Según Jesús, ¿cómo podemos ser el “más pequeño”?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Recibiendo a un niño. En otras palabras, debemos cuidar a aquellos de condiciones humildes en el nombre de Cristo (cf. Ro 12:16; Mt 25:34-40; Lc 14:12-14). Hacer esto, que no llama la atención ni trae recompensa alguna, requiere de gran humildad. Sin embargo, sólo si nos consideramos “el más pequeño” seremos capaces de “recibir a un niño”.

    Ocultar respuesta

  • 22a.

    ¿Por qué Juan prohibió a alguien echar fuera demonios en el nombre de Jesús?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Versículo 49.

    Ocultar respuesta

  • 22b.

    Según Jesús, ¿por qué esta mentalidad era incorrecta?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    Un discípulo debe velar por los intereses del Señor y no de los propios. Cuando otra persona realiza el trabajo de Dios, debemos alegrarnos aunque no fuimos incluidos en el proceso (cf. Flp 1:15-18). Esta actitud requiere de abnegación, un requisito del discipulado.

    Ocultar respuesta

  • 23.

    ¿Por qué las lecciones de este pasaje son importantes para nuestro ministerio?

    •  
    •  
    •  
    •  
    Mostrar respuesta

    El orgullo y el egocentrismo son un gran obstáculo para nuestro ministerio. Sólo cuando nos humillamos y quitamos nuestro ego podremos servir juntos en unidad y llevar a cabo la obra de Dios para glorificar su nombre.

    Ocultar respuesta